¿Dónde están los libros digitales?

Es como preguntarse dónde están las llaves…

Hace ya un mes que el presidente del gobierno anunció que en septiembre tod@s l@s almun@s de 5º de primaria tendrán un ordenador y libros digitales. Siguieron a dicho anuncio varias reuniones con responsables de las comunidades autónomas y a día de hoy no se sabe nada del asunto.

¿Secretos de Estado?

¿No debería el profesorado a estas alturas conocer esos planes, esos ordenadores, esos libros digitales?

Hoy he tenido que elegir libros de texto, sí, en papel, analógicos, para 5º de primaria. La Consellería de Educación no ha dicho una sola palabra al respecto de este tema y, lógicamente, el procedimiento de elección de textos debe seguir su calendario habitual. Así lo entiende la dirección del centro público en el que trabajo.

¿Habré “escogido” determinados textos para cambiar, en fecha indeterminada, a libros digitales?

Ya he comentado que los libros digitales, de los que he visto tres pequeñas muestras, me parecen muy perfeccionables a poco que las editoriales pretendan vender un producto a un precio ajustado a la calidad que pueden ofrecer.

También se lee estos días, ya habían empezado tiempo atrás, que las editoriales denuncian a la propia administración por intrusismo al ofrecer recursos educativos como los de Agrega y muchos otros… ¿Qué pretenden las editoriales que sea la educación? ¿Un negocio como los de los medios audiovisuales que cobran por ver el fútbol?

Considero magnífico e imprescindible el proceder de la administración poniendo a disposición de la comunidad educativa no sólo recursos educativos sino también herramientas para producirlos. ¡Faltaría más!

Y si las editoriales no pueden competir en calidad con recursos producidos por el profesorado, alumnado, asociaciones pedagógicas, etc., pues …

Nada resultaría más escandaloso que pretender hacer de la educación un negocio sin límites.

Y el caso es que, por razones las que sean, el Proyecto Agrega no acaba de llegar a las comunidades autónomas en forma de “nodos” para que el profesorado pueda participar en la elaboración de recursos adaptados a las necesidades educativas de su alumnado. Hoy mismo recibí un correo de Agrega en el que me indican que el nodo de Galicia todavía no está disponible (llevo casi un año esperando) pero que implementarán por su cuenta algo similar de forma experimental.

¿Por qué esa falta de colaboración con un proyecto estatal que se ha exportado a Reino Unido, donde ha sido acogido con mucho más que aplausos?

¿Política y negocios también a costa de la educación?

Tampoco se sabe nada de las marcas de los ordenadores, del software que llevarán… Todo son secretos.

¿Y la formación del profesorado? Esto no se hace en dos días, a no ser que pretendan que esta escuela 2.0 sea un fracaso anunciado para frenarlo en poco tiempo “por culpa del profesorado”.

El profesorado está dispuesto a aprender a utilizar las TIC porque sabe que ello supone un aumento de la calidad educativa. Pero sin formación no las utilizará, o lo hará de forma poco eficiente.

Quedan pocos días para acabar el curso y no se informa ni se forma.

Así no hay manera.

Formación del profesorado, utilización de recursos de libre circulación producidos por el profesorado con el apoyo de la administración, ordenadores ecológicos de producción nacional y de bajo coste, software libre… Resultado: una Escuela 2.0 de las de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: